Cartas
www.cubaencuentro.com Jueves, 21 de octubre de 2004 www.cubaencuentro.com

Encuentro en la Red agradece los comentarios, inquietudes y críticas de sus lectores. Las cartas no deberán exceder las 200 palabras e incluirán el nombre y la ciudad del remitente. La redacción se reserva el derecho de editar o resumir los textos.

Explica el autor Manuel Pereira en sus crónicas sobre Barcelona, en particular cuando describe el barrio del Born y el Call de Barcelona, que una tienda le recordaba a la antigua Casa de los Trucos de la calle Bernaza de La Habana. Supongo que el olor del deficiente "clavegueram" o alcantarillado de esa zona le retrotrajo a La Habana, o puede que hayan sido algunas de las tiendas de indianos provenientes de Cuba, más abundantes en la calle Platería o Argentería o en el barrio Gótico.

Dice el autor que "la Casa de los Trucos desapareció como arte de birlibirloque en 1962 y que el culpable fue Fidel Castro"… Recuerdo como si fuese hoy que compré un "chicle de piedra" y tres o cuatro excrementos de plástico, además de varias cajitas de bombitas de peste en el año 1965. Recuerdo perfectamente la cortina de la que habla y como colofón, recuerdo haber comprado una cajita pequeña rotulada en el exterior ¿Qué es la vida?, cuando se abría aparecía una pequeña imitación de "caca de perro", nada más apropiado para la Cuba de entonces.

La Casa de los Trucos no ha muerto ni mucho menos, persiste de la mano de sus antiguos propietarios en la calle 8 y la 12 avenida de la sausera de Miami y en el Complejo Palco de La Habana. Ninguno de los dos establecimientos tiene el encanto de la Casa de los Trucos original, no hay cortina, no hay esqueleto, no hay gracia. Lo que le pasó a la Casa de los Trucos define a toda Cuba y también al exilio.

Alfredo Guevara,
España

Referencias
Barcelona: La Casa de los Trucos
EnviarImprimir

Como anillo al dedo ha venido la expulsión del diputado español Jorge Moragas y las dos diputadas holandesas que le acompañaban, para que el actual gobierno español constate de primera mano el carácter antidemocrático, represivo y fascistoide del régimen de La Habana. Espero que en lo adelante tengan un poco más de dignidad y asuman una posición más radical frente a Fidel Castro, con quien no hay ni habrá posibilidad de entendimiento alguno.

Felipe,
Miami

Referencias
La Habana expulsa al diputado español Jorge Moragas y a dos parlamentarias holandesas
EnviarImprimir

Al leer la noticia sobre la destitución del superministro Marcos Portal por "fuertes tendencias hacia la autosuficiencia y a la subestimación de criterios de otros experimentados compañeros", me pregunto si habrá comenzado dentro del régimen de la Isla una etapa en que esta forma de actuar será causa de la pérdida de los cargos a los que la practican. Si es así, espero que dentro de poco se anuncien cambios que afecten los más altos niveles de la cúpula gobernante; creo que Enrisco podría ayudarlos mucho a darle forma a esa nueva iniciativa proponiendo un "serio" plan al respecto.

Carlos Hernández,
Miami

Referencias
A propuesta de Castro el Consejo de Estado destituye al ministro de la Industria Básica
EnviarImprimir

Pongamos un ejemplo en el caso de los académicos que no obtuvieron visas para viajar a Estados Unidos: Si usted fuera un político en tiempos de Pinochet, ¿invitaría a su país a una delegación de personas públicas, sean científicos, artistas o escritores, que jamás se desmarcaron del dictador, que simpatizaron con su política represiva y asesina , y que lo apoyaron en todos sus planes, incluyendo por supuesto la reclusión lo mismo para opositores que para enfermos de sida, o la creación de exclusivas clínicas para extranjeros y  la venta de medicinas a quienes puedan pagar en dólares en detrimento de miles de enfermos que no tienen acceso a esa moneda?

Muchos años después de que la frase fuera dicha, libertad sigue siendo libertad para todos aquellos que no piensan como uno. ¿Por qué entonces la inmensa mayoría de estos académicos cubanos jamás ha pedido clemencia o justicia o ha criticado la política discriminatoria contra sus colegas que deciden oponerse a un régimen oprobioso, como el triste caso del médico Oscar Elías Biscet? ¿Es que sólo quieren libertad para ellos?

Acabo de enterarme que tampoco a Eusebio Leal le han concedido visas. Tamaño y merecido desplante para quien tiene el récord por la mayor cantidad de loas públicas a Fidel Castro en todas las tribunas posibles. Quizás pensaba tomarse unas vacaciones en alguna ciudad del Imperio del Mal. Siento lástima por él.

Luis Sierra,
Matanzas

Referencias
Académicos protestan por la decisión de EE UU de denegar visas a 65 profesores cubanos
EnviarImprimir

Escribo par darles las gracias por la interesante entrevista Para Bailar con Salvador. Muchos, de los que disfrutamos tanto de aquel programa, no sabíamos qué había sucedido en realidad a este presentador que un día desapareció para siempre y pasó a formar parte de una leyenda popular, (decían que lo había "chivateado" un babalawo cuando le contó sus intenciones de huir y cosas así).

Me interesa mucho la historia de nuestros compatriotas de la diáspora, intelectuales, artistas, trabajadores, amas de casas, gente común en fin, todos, porque todos formamos parte del mismo fenómeno. Pienso que hacerlo ayudará a entender lo sucedido; porque nadie está al margen de lo que "está sucediendo".

Por otra parte, en el artículo Una historia de amor equivocada se critica la homofobia utilizando la expresión "condición homosexual", frase esta frecuentemente empleada para hablar de homosexualidad. Ser homosexual, como ser heterosexual, no es una "condición", en tanto condición, de cierto modo, implica un concepto que guarda un leve matiz peyorativo, en español (hablando específicamente de este tema). En inglés, directamente quiere decir enfermo.

Lo más curiosos es que las asociaciones de gays y lesbianas utilicen a veces esta desafortunada frase, o la otra aún peor: "opción sexual"; claro, porque se opta a la sexualidad como a un tinte de pelo, seguramente.

Víctor Fernández
Barcelona

EnviarImprimir

Impresentable que al artículo Para Bailar con Salvador le den el espacio más importante de Encuentro en la Red cuando máxime hace muy poco lo colocaron en su espacio natural: el cultural. Increíbe con la cantidad de temas importantes que hay sobre Cuba, en estos momentos desperdiciar este espacio sobre este personaje que, de verdad, ¿a cuántas personas interesa?

Demetrio López

EnviarImprimir

La que escribe fue directora y primera bailarina del Grupo de Danza Española del Ballet Nacional de Cuba que en el año 1993 se quedara en España.

He tenido el honor de haber trabajado en programas de televisión con esa maravillosa actriz y locutora que fuera Consuelo Vidal. Que Dios la tenga en la gloria, ella se lo merece.

Mi condolencia a la familia, a todos aquellos que le admiraron y le han querido, aunque estemos en el exilio.

Olga Bustamante

Referencias
Fallece la actriz y locutora Consuelo Vidal
EnviarImprimir

Confieso que yo también pensé y deseé que los sucesos de la Plaza de la Revolución fueran la chispa que prendiera el polvorín de una protesta pacífica mayor. Pero hay una cuestión de tipo concreto que no debemos descuidar: nadie permitiría utilizar un caso específico que involucra la vida de un ser humano en condiciones precarias, en este caso la del preso político Ángel Moya, para armar un escándalo que resultaría contraproducente. No olvidemos que por estos días las fuerzas represivas están crispadas y en guardia debido a los apagones y temen precisamente una revuelta. Lo importante es que se logró por un momento poner de rodillas al régimen y devolverle su condición de hombre íntegro a un hermano que lucha en democracia.

Eso por un lado. Lo realmente reprochable es que a partir de ahora nos quedemos todos de brazos cruzados sin intentar nuevas formas de protesta cívica para reclamar nuestros derechos y en especial los de nuestros presos. Ya sabemos cuáles son las debilidades de un sistema tambaleante. No dejemos pasar la oportunidad.

Luis Sierra,
Matanzas

Referencias
La policía desmantela la protesta disidente en la Plaza de la Revolución
EnviarImprimir

Cuando esas valientes señoras se fueron a la Plaza de la Revolución a protestar me sentí muy bien, por paradójico que parezca, porque esa era una oportunidad de oro para que la disidencia se hiciera notar. Estaban pidiendo una cosa tan humana, que nadie, ni el más acérrimo comunista, podría negar. Pero nada pasó.

¿Acaso no saben los líderes de la oposición interna que al que tienen que cautivar es al pueblo, no a los medios de prensa internacionales? Han perdido una oportunidad única de ganar un poco de ambos. Cuando yo estaba en Cuba también me quejaba de todo lo que me molestaba, pero nunca tuve el valor que tuvieron estas luchadoras. Es una pena que ninguno de los que reclaman para sí el título de alternativa para el gobierno de Cuba, tampoco.

Angel Ochoa
Lisboa, Portugal

Referencias
La policía desmantela la protesta disidente en la Plaza de la Revolución
EnviarImprimir

La defensa de Belén Gopegui a Castro y sus actividades debería en vez de indignarnos provocarnos una sonrisa. Digo sonrisa y no risa porque evidentemente no debemos reírnos de algo tan terrible como son los crímenes contra la vida y las libertades del hombre.

Cuando digo "sonrisa", me refiero a esa mueca cínica, imperceptible casi, provocada por el reconocimiento de la evidencia, la evidencia aquí es la ignorancia, su ignorancia. Ahora resulta que "tres muertitos no son nada", claro, es que Castro no había matado antes. Es intrigante la rapidez con que la gente se avalancha a criticar —con toda razón— cosas como los crímenes contra civiles provocados por las guerras y hacen guasa del término "daños colaterales" para criticar el tecnicismo con que los victimarios se refieren hipócritamente a las víctimas. En cambio, estas mismas personas, Gopegui seguramente es una de ellas, a los crímenes de Castro les denominan con eufemismo "errores", en el mejor de los casos —normalmente dicen que nunca sucedieron—.

Víctor Fernández,
Barcelona

Referencias
Belén Gopegui: 'Por tres fusilamientos no se puede condenar' al régimen cubano
EnviarImprimir
   
 
Editoriales
Sociedad
Cultura
Internacional
Deporte
Opinión
Desde
Entrevista
Buscador
Cartas
Convocatorias
Humor
Enlaces
Prensa
Documentos De Consulta
Galeria
Galeria
Revista
Revista
Ediciones
 
Nosotros Contacto Derechos Subir