www.cubaencuentro.com Miércoles, 14 de julio de 2004

 
   
 
La Habana: Fuera de liga, fuera de juego
¿Pedir permiso para hablar de pelota? El gobierno prohíbe un polémico documental sobre el equipo Industriales, mientras en la calle se cotiza alto.
por IVáN GARCíA
 

A Ian Padrón le han sacado tarjeta roja. Y le han mandado a la banca. Su pecado es haber realizado el documental titulado Fuera de liga —de hora y media de duración—, que recoge la historia del equipo de béisbol Industriales, representativo de La Habana y novena insigne de la pelota cubana.

R. V. Anglada
Rey Vicente Anglada, ex pelotero entrevistado en 'Fuera de liga'.

Ian es hijo del afamado cineasta de dibujos animados Juan Padrón, una especie de Walt Disney tropical, y creador del mítico animado Elpidio Valdés, una serie de varios cartones que recrea la guerra de independencia contra España en el siglo XIX. Ahora el hijo del autor de estos animados está en guerra contra los censores del aparato gubernamental.

Furibundo amante del béisbol, Ian recopiló en Fuera de ligaentrevistas y archivos fílmicos de los años sesenta, setenta y ochenta, para explicar la historia de la novena industrialista, surgida en 1962 a raíz de que el gobierno de Fidel Castro aboliera el béisbol profesional. Para ello, entrevistó a fanáticos de la peña del Parque Central, al escritor Leonardo Padura —otro apasionado desbordado del equipo azul— y a peloteros que brillaron con la franela de Industriales, como Manuel Hurtado, Agustín Marquetti, José Modesto Darcourt, René Arocha, Alexis Cabrejas, Orlando El Duque Hernández, Kendry Morales y a otros muchos.

Ahí fue donde le pusieron un freno al realizador. Evidentemente, a los censores del gobierno no les gustó la idea de exhibir un material en el que aparecen peloteros como Hurtado, Cabrejas, Arocha, El Duque y Morales, a quienes la propaganda oficial ha puesto el cartelito de "traidores a la patria". En una sociedad medianamente libre, el documental hubiese pasado sin penas ni glorias. Pero Cuba es Cuba. Y hablar, aunque sea de pelota, sin pedir permiso, es un pecado que puede costar la cárcel o el ostracismo. El cineasta fue penado con el segundo.

Una fuente del ICAIC, que prefirió el anonimato, dijo a Encuentro en la Red que Padrón está en su casa, apartado del trabajo como castigo. Es absurdo, pero Cuba es un país atípico. Aquí lo normal es normar, y viceversa. Censurar y no exhibir al público un documental bien realizado y cargado de nostalgia para los seguidores del equipo Industriales, es algo que raya, más que con la estupidez, con lo pueril. Al parecer, el punto que desató los truenos del departamento ideológico del Partido —una especie de santo padre que dice a los cubanos qué debemos ver, escuchar o leer—, fueron las entrevistas con atletas que han abandonado la Isla.

Furor e ilegalidad

Por lo demás, Fuera de liga no pretende ser una obra de arte, pero sí una factura de alta calidad y, sobre todo, conmueve.

Si usted es fan del equipo azul y no se emociona con el documental, entonces vaya al cardiólogo. En noventa minutos, teniendo al escritor Leonardo Padura como hilo conductor, vemos desfilar en la pantalla escenas inolvidables de la historia de este equipo, que ha sido el máximo ganador en torneos locales, con diez títulos. Fuera de liga es un documental para el recuerdo y la nostalgia de los más viejos, y una historia bonita para los más jóvenes aficionados del equipo azul.

En Cuba está causando furor. A pesar de la prohibición oficial, de forma clandestina los dueños de las casas de vídeos ilegales están alquilando las copias a diez pesos por día (50 centavos de dólar), y están haciendo plata. A los seguidores de la novena azul que viven en Miami, Madrid o Lucerna, les sugiero que intenten conseguirlo. Será como volver a sentarse en las gradas del estadio del Cerro y gritar hasta el delirio al ver un pitcheo soberbio de El Duque, o un jonrón inmenso de Armando Capiró.

La nostalgia, esa ladrona que nos roba fuerzas, siempre resulta placentera. Aunque por ese intento de llegar al corazón del fanático, a Ian Padrón con su Fuera de liga lo pusieron fuera de juego.

EnviarImprimir
 
 
En Esta Sección
La Habana: Bumerang de verano
IG
Barcelona: El sabor de la Materva
MANUEL PEREIRA
Lisboa: Carta a Raúl Rivero y a sus carceleros
MIGUEL RIVERO
Editoriales
Sociedad
Cultura
Internacional
Deporte
Opinión
Desde
Entrevista
Buscador
Cartas
Convocatorias
Humor
Enlaces
Prensa
Documentos De Consulta
Ediciones
 
Nosotros Contacto Derechos Subir