www.cubaencuentro.com Viernes, 18 de julio de 2003

 
  Parte 1/3
 
Tolstoi y el lector de tabaquería
Nilo Cruz recibe el premio Pulitzer de dramaturgia por su última obra, 'Ana en el Trópico'.
por MIDIALA ROSALES ROSA, México D. F.
 

El pasado lunes 14 de abril, en una estación de trenes de Nueva York, el escritor cubano Nilo Cruz recibió una llamada que le cambiaría la vida: había recibido el premio Pulitzer de dramaturgia por su obra Ana en el Trópico. La obra está inspirada en una tradición que tienen las fábricas de tabacos cubanas y que data de 1865: la del "lector", un trabajador que ameniza las largas jornadas
Nilo Cruz
Nilo Cruz.
laborales leyendo novelas, poesías y periódicos. En ella se cuenta la historia de un grupo de trabajadores de una fábrica de tabacos enclavada en Tampa, en 1929, casi todos exiliados cubanos, quienes ven alterarse sus vidas cuando el personaje-lector, Juan Julián, comienza a leerles la novela Ana Karenina, de León Tolstoi.

Descubrir que eran los mismos trabajadores quienes pagaban al lector con un por ciento de su salario —dice Nilo Cruz desde su apartamento en Nueva York, en entrevista telefónica con Encuentro en la Red—, "me pareció increíble". "Me resultó fascinante saber que estos hombres y mujeres, en su mayoría analfabetos, conocieran a Don Quijote y pudieran recitar de memoria versos de José Martí o Rubén Darío, gracias a esa costumbre cubana del lector en las fábricas de tabaco. Esa fue mi principal inspiración".

Ana en el Trópico está escrita en inglés. La trama se desarrolla en el interior de la fábrica de tabacos y tiene como personajes principales a Juan Julián (el lector); a la esposa de Palomo, Conchita, quien comienza a engañar a éste con Juan Julián; a Santiago, copropietario de la fábrica, y a Cheché, socio de Santiago, quien termina matando a Julián, resentido porque su esposa se escapó con el lector anterior de la fábrica. También está Marela, la joven soñadora a quien Cheché reprende por hacer mal su trabajo, siempre embelesada por la bella voz del lector y por la historia del personaje de Ana.

Sobre por qué escogió la novela de Tolstoi, el autor responde: "Decidí que la novela que se leería no podía ser otra que Ana Karenina, porque además de que Tolstoi es un autor magnífico, en mi investigación descubrí que la gran mayoría de estos trabajadores eran socialistas y tenían grandes expectativas con lo que estaba pasando con la revolución rusa. Todo lo que llegaba de Rusia les interesaba mucho".

Nilo Cruz nació en Cuba, en 1961, y emigró con su familia a Miami cuando tenía nueve años. Acerca del premio, comenta: "Cuando me dijeron que estaba nominado, no se lo dije a nadie. No pensé que ganaría porque entre los finalistas estaban Edward Albee, el dramaturgo de ¿Quién le teme a Virginia Woolf?, y Richard Greenberg, un escritor que ha estado nominado varias veces y que gusta mucho aquí en Nueva York. Además, las obras de ellos estuvieron en Broadway y la mía se presentó en un teatro chiquito en Miami, y casi nadie la vio. Creo entonces que la decisión para el premio estuvo basada en el texto. En Estados Unidos respetan mucho al autor de la obra, no como en Latinoamérica, donde se respeta más al director".

1. Inicio
2. ¿Cómo cree que...?
3. ¿Conoce la literatura...?
   
 
EnviarImprimir
 
 
En Esta Sección
La lucidez convidada
Tras el encanto inicial
De la noche a la mañana
Editoriales
Sociedad
Cultura
Internacional
Deporte
Opinión
Desde
Entrevista
Buscador
Cartas
Convocatorias
Humor
Enlaces
Prensa
Documentos De Consulta
Ediciones
 
Nosotros Contacto Derechos Subir