www.cubaencuentro.com Viernes, 18 de julio de 2003

 
  Parte 1/3
 
Los cambios en el exilio y la Fundación
'Estamos en sintonía con los miles de cubanos que desafían la cultura del miedo', afirma Jorge Mas Santos, presidente de la Junta Directiva de la FNCA.
por MICHEL SUáREZ, Valencia
 

Tras el fallecimiento del líder histórico del exilio en Miami, Jorge Mas Canosa —uno de los puntales de mayor connotación en la diáspora cubana—, comenzó a apreciarse una dinámica diferente en la organización que él constituyera en 1981.
Jorge M. Santos
Jorge Mas Santos, presidente de la Junta Directiva de la FNCA.
La Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), acusada desde La Habana de financiar presuntos actos terroristas, y ahora —desde la propia ciudad de Miami— de "flexibilizar" su oposición al régimen de Fidel Castro, ha estado siempre en el foco de los "cubanólogos" de un lado u otro del malecón. Jorge Mas Santos, presidente de su Junta Directiva, se refiere a éste y otros asuntos de interés.

¿Está lista la FNCA para presentar su nueva imagen (en caso de que la hubiera) ante los cubanos de la Isla, muchos de ellos desinformados por la propaganda oficial?

La FNCA ha sido consistente en mostrar sus proyectos y principios de forma pública y coherente ante el pueblo cubano. Lo hicimos durante muchos años a través de los programas radiales de La Voz de la Fundación y lo hacemos en la actualidad por medio del programa Entre Cubanos, como también a través de nuestras publicaciones y el contacto telefónico diario con activistas a lo largo y ancho de la Isla. Son precisamente nuestros vínculos con esos valientes hombres y mujeres, representantes de las corrientes cívicas no violentas, la prueba más fehaciente de qué es lo que quiere la Fundación para el futuro de Cuba y cómo hemos utilizado el marco de la legitimidad para perseguir un destino de libertad para todos los cubanos.

¿Cuál es la posición actual de la FNCA sobre el embargo de Estados Unidos hacia Cuba y la denominada "Posición Común" de la Unión Europea en torno al Acuerdo de Cotonou? ¿Es viable sostener un embargo que no ha cumplido sus objetivos en 40 años?

Primero, la FNCA está en completo acuerdo con la inclusión de la cláusula democrática en el Acuerdo de Cotonou de la Unión Europea. Creemos que la Posición Común está tomada en base a principios sensatos y acordes con las realidades que vive el mundo moderno.

Con respecto al embargo, existe la idea errónea de que fue impuesto con la misión de acabar con la dictadura de Fidel Castro. Por tanto, hay quienes concluyen que el embargo es un fracaso, y no es así. El embargo fue impuesto primero como una medida punitiva por la confiscación sin compensación, o sea, el robo estatal, de empresas norteamericanas en Cuba. Como tal, es un instrumento válido de presión y un claro mensaje de que el régimen no es reconocido como legítimo por los Estados Unidos. Ese mensaje está más que implícito en el propio lenguaje de la ley del embargo, ya que la prohibición de comercio se rige por el "Acta de prohibición de comercio con el enemigo".

1. Inicio
2. No podemos...
3. La visita de...
   
 
EnviarImprimir
 
 
En Esta Sección
La lucidez convidada
Tras el encanto inicial
De la noche a la mañana
Editoriales
Sociedad
Cultura
Internacional
Deporte
Opinión
Desde
Entrevista
Buscador
Cartas
Convocatorias
Humor
Enlaces
Prensa
Documentos De Consulta
Ediciones
 
Nosotros Contacto Derechos Subir