www.cubaencuentro.com Viernes, 09 de septiembre de 2005

 
   
 
Nuevo embajador mexicano inicia una difícil misión en La Habana
 

AFP/ La Habana. La llegada a La Habana del nuevo embajador de México, José Ignacio Piña Rojas, tras siete meses de ausencia de representación a ese nivel, busca reactivar los vínculos entre ambos países, sobresaltados por recientes acusaciones de Fidel Castro sobre el tráfico ilegal de cubanos.

Piña Rojas llegó a La Habana la tarde del domingo "con mucho ánimo de mejorar la relación" y presentará las cartas credenciales en los próximos días, afirmó a la AFP el agregado cultural mexicano, Eduardo Menache.

"La relación es intensa, una de las más fuertes que tiene México. Y cuando hay tanto legado, no hay ningún problema, ningún obstáculo que no se pueda superar", aseguró Menache.

El funcionario señaló que "con ese entusiasmo llegó el embajador".

"Nosotros tenemos gran confianza en la diplomacia de ambos pueblos. Hay mucho espíritu para construir y hacer crecer las relaciones bilaterales", añadió.

Piña Rojas llegó en momentos en que se desarrolla en La Habana una intensa jornada de actividades culturales, en conmemoración de los 195 años de la Independencia de México.

"Buscamos fortalecer nuestros lazos y el intercambio cultural en esto es muy importante", comentó Menache, quien precisó que la jornada cultural se extenderá hasta el próximo 16 de septiembre.

Piña Rojas, de 51 años, fue confirmado el pasado 10 de agosto por el Congreso de México, ante el cual ofreció "reencauzar las relaciones diplomáticas entre ambos países mediante el fomento de una relación basada en el diálogo constructivo, en la cooperación y el mutuo respeto".

El nuevo embajador prometió "promover acuerdos en todos aquellos aspectos en los que sea posible lograr entendimientos", aunque reconoció que hay "una situación difícil, compleja".

"Yo no puedo generarme expectativas, demasiadas expectativas, yo voy a hacer un trabajo profesional, pero voy a actuar también con prudencia", dijo entonces Piña Rojas, quien fue embajador en El Salvador (1995-1999), Perú (1999-2001) y Panamá (2001-2005).

El diplomático llegó a la Isla diez días después de que Castro acusara al gobierno mexicano de tolerar una red de tráfico de emigrantes cubanos, supuestamente controlada por anticastristas radicales de Miami.

Pero el gobierno mexicano adoptó una política de no confrontación. El canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez, aseguró que su país estaría dispuesto a colaborar con Cuba para combatir a esas bandas que pudieran operar en México si así lo piden expresamente las autoridades de la Isla.

Entre las prioridades del nuevo embajador están la negociación y firma de un tratado migratorio, pendiente desde hace cerca de tres años, y obtener toda la información del caso de Carlos Ahumada, empresario mexicano-argentino detenido en marzo de 2004 en La Habana y deportado a México, donde fue encarcelado.

Ahumada protagonizó un escándalo de corrupción cuando se divulgaron videos en que se observa a funcionarios del gobierno del alcalde de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), recibiendo dinero de manos del empresario.

La cancillería mexicana envió una nota diplomática hace más de un año en la que solicitaba información sobre el caso y "hasta la fecha no ha habido respuesta del gobierno cubano", dijo en agosto pasado el portavoz de la Presidencia mexicana, Rubén Aguilar.

La peor crisis entre La Habana y México tuvo lugar en mayo de 2004, cuando el gobierno del presidente Vicente Fox decidió retirar a su embajadora en La Habana y solicitó la salida del representante diplomático cubano.

El gobierno mexicano argumentó que La Habana no respetó los canales diplomáticos para expulsar al empresario Ahumada y, entre otras cosas, que fueron excesivas las críticas de Castro tras el voto mexicano a favor de una resolución sobre la Isla en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

En julio de 2004, los embajadores regresaron a sus puestos, pero la embajadora mexicana, Roberta Lajous, abandonó Cuba en febrero de este año y desde entonces la relación estuvo reducida al despacho de negocios.

EnviarImprimir
 
 
En Esta Sección
Incidente Iglesia-Estado marca celebraciones por el día de la Virgen de la Caridad del Cobre
Payá propone 'lluvia de ideas' para unir a la disidencia en una 'base común'
Cardenal Ortega califica de 'ultrajantes' declaraciones del embajador cubano en el Vaticano
Cubanos de todo el mundo celebrarán la fiesta de la Virgen de la Caridad del Cobre
MICHEL SUáREZ, Madrid
El gobierno autoriza 60 procesiones católicas y deniega siete para el día de la Patrona Nacional
Empresa de la India buscará petróleo en aguas cubanas del Golfo de México
Editoriales
Sociedad
Represión en Cuba
Cultura
Internacional
Deporte
Opinión
Desde
Entrevista
Buscador
Cartas
Convocatorias
Humor
Enlaces
Prensa
Documentos De Consulta
Ediciones
 
Nosotros Contacto Derechos Subir